Por su interés, la Plataforma reproduce a continuación la siguiente noticia

 

Nuestros antepasados se comunicaban primero con
las manos


El sorprendente trabajo de Atapuerca cobra un
valor especial junto a estudios ya conocidos en
este campo. Un especialista mundial en el
trabajo con chimpancés, el psicólogo Roger
Fouts, ha demostrado que éstos utilizan símbolos
abstractos y metáforas, comprenden una gramática
simple y pueden usar sintaxis, es decir;
combinar signos de forma que se transmita un
significado y formar combinaciones de gestos
para inventarse palabras.
En los años 70, el antropólogo Gordon Hewes
propuso que los primeros homínidos se
comunicaban con las manos y desarrollaron
movimientos manuales precisos, tanto para el
lenguaje gestual como para fabricar
herramientas.


El habla habría evolucionado más adelante, a
partir de la capacidad para la sintaxis, que
permite secuencias de configuraciones complejas
en la confección de herramientas, en la
gesticulación y en la formación de palabras. Si
el lenguaje procede de los signos y éstas
evolucionaron junto a la confección de
herramientas (origen de la tecnología), cabría
suponer que la tecnología es esencial en la
naturaleza humana, e inseparable de la evolución
del lenguaje y la consciencia.
La gran pregunta entonces es, ¿cómo consiguieron
nuestros antepasados homínidos franquear el
abismo entre gestos con las manos y palabras con
la boca, cómo pudo el habla evolucionar
físicamente desde los gestos? La neuróloga
Doreen Kimura tal vez resolvió el enigma al
descubrir que el habla y los movimientos
manuales parecen estar controlados por la misma
región motriz del cerebro.
Roger Fouts dio otro paso al advertir que el
lenguaje por signos utiliza gestos de las manos,
y el lenguaje hablado usa gestos con la lengua.
Según Fouts «la lengua ejecuta movimientos
precisos y se detiene en lugares precisos de la
boca para emitir determinados sonidos, en tanto
las manos y los dedos se detienen en lugares
específicos del cuerpo para producir signos».
Para Fouts, nuestros antepasados homínidos
debieron comunicarse con gestos de las manos,
como sus primos simios. Una vez comenzaron a
caminar erguidos, sus manos quedaron libres para
desarrollar gestos más complejos y
perfeccionados. Más tarde, su gramática gestual
se hizo compleja, y los gestos evolucionaron
hacia una mayor precisión.
Finalmente, los movimientos precisos de las
manos darían lugar a movimientos precisos de la
lengua y de este modo, la evolución de los
gestos daría dos grandes frutos: la capacidad de
fabricar mejores herramientas y la de emitir
sonidos vocales más complejos.
Fouts especula que los humanos comenzaron a
hablar hace unos doscientos mil años, con la
evolución de lo que se conoce como 'formas
arcaicas' de 'Homo Sapiens', probablemente los
primitivos humanos poseían ya los mecanismos
neurales que los capacitarían para articular
palabras. Los científicos de Atapuerca han
adelantado y fijado esa fecha en ciento
cincuenta mil años.

Reproducido de: Minoría Sorda
http://www.minoriasorda.com/modules.php?name=News&file=article&sid=189

Index